Coaching y docencia

 

80704174

No se trata de que los profesores se conviertan en coaches, sino de que dispongan de estas habilidades para poder utilizarlas como una herramienta más en el ejercicio de su profesión.

La formación del equipo docente es una de las tareas más importantes de las Instituciones de Educación Superior para lograr el desarrollo de competencias profesionales y personales de sus alumnos.

Desde la perspectiva de los paradigmas formativos dialógico-socio-constructivistas sobre los que sustentamos el desarrollo de competencias profesionales y personales, el profesorado precisa incorporar, a los procesos formativos, estrategias, dinámicas, roles, en suma, metodologías activas que posibiliten que el estudiante se convierta en el auténtico protagonista de su aprendizaje, asuma un papel más activo en la construcción del conocimiento y el desarrollo de habilidades de análisis, selección, búsqueda y evaluación de la información; potencie su autonomía, el pensamiento reflexivo y crítico, actitudes colaborativas y desarrolle destrezas profesionales para interactuar social y profesionalmente con su entorno.

Para ello, es preciso que el docente adquiera y desarrolle paralelamente competencias sociales, emocionales y profesionales que le ayuden a gestionar esa función de guía y acompañamiento continuo.

Diferentes investigaciones evidencian el éxito de la formación del profesorado a través de técnicas y métodos propios del coaching.El modelo educativo basado en el coaching es colaborativo, no directivo, basado en los procesos de “aprender a aprender”, en el que los estudiantes hacen algo más que acumular información, llevan a cabo cambios en profundidad, transformaciones que afectan tanto a sus costumbres emocionales y a sus hábitos de pensamiento, como a la capacidad de desarrollarse como futuros profesionales activos en sus campos de conocimiento.

Por ello, ofrecemos un Programa Avanzado en Coaching Educativo  que actúa sobre cada uno de los agentes educativos, ofreciéndoles las herramientas que más se ajustan a sus necesidades desde su propio rol.